Entrevistas

Alcides, un referente de la música tropical en la Argentina

Entrevistas

Publicado: 22 / 03 /2017

Alcides, un referente de la música tropical en la Argentina

El artista cordobés es un referente de la música tropical en la Argentina. Su explosión popular llegó en la década de 1990, cuando decidió desembarcar en Buenos Aires

El 17 de julio de 1952 nació en Río Cuarto, Córdoba, Alcides Miguel Berardo Palacio, o simplemente Alcides, creador de hits como Violeta y Sopa de caracol, que al día de hoy se siguen bailando y cantando en cada fiesta, baile o evento. En el año 1976 comenzó el grupo Los Playeros con su hermano Víctor Berardo, con quien partió hacia San Luis, donde iniciaron su carrera. Más adelante, Alcides decidió probar suerte en la Ciudad de Buenos Aires, donde encontró el éxito. Junto con Pocho la Pantera, Ricky Maravilla, Gladys “La Bomba Tucumana”, Sebastián y Lía Crucet,

Alcides marcó la década del 90, dominada por solistas tropicales, antes de la explosión de grupos como Sombras, Red y Amar Azul. En una charla amena con diario Hoy, recorrió su carrera.

—¿Cómo fue tu incursión en la movida tropical?

—Nací en Río Cuarto, Córdoba pero me crié en San Luis. Allí golpeé puertas durante muchos años, pero sabía que era muy difícil llegar a destino porque para los que somos del interior la General Paz era una bandera impenetrable. En un momento decidí radicarme en Buenos Aires y traje la que era mi banda. Nos costó un año de trabajo para lograr producir un número, una performance que fuera bien arriba.

—¿Siempre viviste de la música?

—Desde hace 52 años que me dedico de forma exclusiva a esto. Me ha ido bien y a veces mejor, pero siempre estuve en esto. Lo mejor que le puede suceder a un ser humano es hacer lo que le gusta, lo que quiere, y poder vivir de eso.

—¿Considerás que tus hits son infaltables en las fiestas?

—Sí, porque mis temas, como Violeta y Sopa de caracol, se han convertido en clásicos. Pero no porque lo diga yo, sino porque la gente lo manifiesta cuando me la cruzo en la calle. Desde hace más de 30 años tengo una carrera como solista, algo que jamás me imaginé que sucedería porque es difícil. No tengo más que pedir.

—¿Es cierto que sos profesor de acordeón?

—A mis siete años comencé a tomar clases particulares y ya para mis doce estaba recibido de profesor de acordeón. Siempre estuve en contacto de alguna forma con la música.

—¿Qué música sonaba cuando llegaste a Capital Federal?

—Cuando llegué a Buenos Aires estaba de moda el chamamé tropical, proveniente de Santiago del Estero y del litoral de nuestro país. Sin embargo, yo me dedicaba a otros ritmos, otros estilos de música, sumando una iluminación innovadora y una muy buena banda detrás. Todo eso fue lo que atrapó a la gente.

—¿Ves un posible sucesor tuyo entre los artistas más jóvenes?

—Sinceramente no veo futuro en la música que hacen. No tienen una estructura musical para permanecer y son todas cosas de paso.

—¿Cómo surgió Violeta? ¿Por qué no la dejaste ir?

—Desde hace 27 años no la dejo ir. El tema original era una salsa lenta, llamada Fricote, de un brasilero llamado Luiz Caldas. En 1983 rescaté la letra, que me gustó mucho porque era picaresca, y comencé a hacer los arreglos musicales que junto con la lírica fueron un éxito.

—¿Cómo repercutió en tu persona el éxito que tuviste?

—Estoy sobre los escenarios desde que tengo 12 años, así que no logré ver grandes cambios. Desconozco la magnitud de lo que es “el éxito de Alcides”. Vivo mis días con normalidad, me saco fotografías en los shows y charlo con todos los fanáticos. El día que no estoy de humor directamente no salgo de mi casa. Nunca le di bolilla a la chapa o a esa cosa de “ser famoso”.

—¿Qué relación lograste construir con el público?

—Mantenemos un vínculo de mucho cariño con la gente de todo el país. A lo largo de mi carrera pude conocer muchas provincias y siempre soy muy bien recibido. Además, considero que el éxito lo hace la gente, porque imaginate que si un cantante supiera cuál tema es el indicado, todos serían un éxito. Cuando tengo canciones que quiero grabar, las interpreto en un show y si no gustan trato de repensar qué hacer.

—¿Qué importancia le das a la estética y al cuidado personal?

—Son detalles que los tengo muy en cuenta. Siempre visto clásico, de elegante sport o de traje. Mi estilo es vestirme bien, con la camisa y la corbata bien planchada, los zapatos lustrados. Soy bastante quisquilloso con mi imagen.

fuente:




Articulos Mas Leidos